Un puente es un conjunto de dientes de sustitución utilizados para rellenar los vacíos causados por la falta de uno o más dientes.  El puente se apoya en los dientes naturales adyacentes, que se tallan de antemano para servir de soporte al nuevo puente.

Un puente ayuda a sustituir los dientes dañado o perdidos, a prevenir que los dientes vecinos se muevan y afecten la mordida y a restaurar la estructura dental ya si aumentar la capacidad de masticar.

protesis sobre varios dientes