Implantes Zigomáticos

Los implantes zigomáticos son unos implantes más largos de lo habitual, entre 27 mm y 52 mm que se anclan en la apófisis zigomática del hueso malar y que permiten recuperar a pacientes desestimados en el pasado o con un historial de fracasos con implantes cortos.
Esta técnica en auge permite al paciente que presenta ausencia de hueso maxilar disponer de dientes fijos provisionales en apenas unas horas a diferencia de las técnicas injertivas antiguas más traumáticas y que requerían de un proceso de varios meses antes de poder colocar los dientes definitivos.

Son la solución a los casos más complejos de la cirugía maxilofacial, en su mayor parte pacientes que han sido desestimados por otras clínicas y cuyos problemas por falta de hueso carecían de solución hasta muy poco.

Esta modalidad de medicina multidisciplinar es muy utilizada en Estados Unidos y supone un paso adelante en la Medicina Oral.

implantes zigomáticos